Ayudas para mayores de 60 años

Las ayudas asistenciales o subsidios son concedidos a personas que figuran inscritas como demandantes de empleo y tienen carencia de rentas. Esta es la diferencia entre una ayuda y la prestación contributiva (el paro tras cotizar un mínimo de un año), a la que tiene derecho toda persona con cotización, independientemente del nivel de ingresos. Pero, ¿cuáles son las ayudas para mayores de 60 años? ¡Te lo mostramos a continuación!

Requisitos para recibir una ayuda o subsidio

Pueden solicitar una ayuda todas aquellas personas que estén en situación de desempleo de forma involuntaria y cuyos ingresos no superen los 712,50 euros mensuales. Además, en la mayor parte de los subsidios, también se exige que la unidad familiar del solicitante no supere el límite de ingresos según los miembros. La unidad familiar está formada por el solicitante, su cónyuge y los hijos menores de 26 años que convivan y dependan económicamente de sus progenitores.

Además, cada subsidio tiene sus requisitos específicos, y la cantidad económica recibida es de 451,92 euros mensuales. La duración de la ayuda variará según cada caso, y deben solicitarse en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). De hecho, uno de los requisitos para poder acceder a cualquier subsidio es estar inscrito como demandante de empleo.

Tipos de ayudas para mayores de 60 años

En función de las circunstancias personales del solicitante, hay distintas clases de subsidios a los que se puede optar. A continuación, te mostramos las ayudas a las que pueden acceder los mayores de 60 años:

1. Subsidio por cotización insuficiente

Esta ayuda va dirigida a aquellos que pierden el trabajo y no tienen los 360 días cotizados que son necesarios para pedir la prestación contributiva o paro. Si el solicitante tiene responsabilidades familiares, con 3 meses de cotización será suficiente para poder pedir este subsidio. En caso contrario, se necesitan al menos 6 meses cotizados.

2. Ayuda familiar

La ayuda familiar está destinada a quienes acaban de agotar la prestación contributiva, tienen responsabilidades familiares, carecen de rentas y todavía no han podido encontrar un empleo. Se puede extender entre 18 y 30 meses, según cada caso.

3. Subsidio para mayores de 45 años

Esta ayuda está dirigida para aquellos que han agotado la prestación contributiva por desempleo, tienen 45 años o más, carecen de rentas y no tienen responsabilidades familiares. Este subsidio puede extenderse, como máximo, hasta 6 meses.

4. Subsidio para mayores de 52 años (antes 55)

Se trata de una ayuda económica que se concede hasta la jubilación, pero el solicitante debe haber alcanzado los 52 años y cumplir con los requisitos de cotización para una jubilación ordinaria. Este subsidio tiene la peculiaridad de que es el único que cotiza para la jubilación.

5. Ayudas extraordinarias: RAI y el subsidio SED

Las ayudas extraordinarias son el último recurso cuando no es posible solicitar ninguno de los subsidios ordinarios ni la prestación contributiva. Vigente desde 2006, la Renta Activa de Inserción (RAI) consta de 451 euros al mes y se puede percibir hasta en tres anualidades.

Está destinada a colectivos con dificultades especiales de acceso al mercado laboral, como los parados de larga duración, los mayores de 45 años, emigrantes retornados, víctimas de violencia de género y desempleados con discapacidad.

6. Ingreso Mínimo Vital

Por último, el Ingreso Mínimo Vital se puso en marcha en 2020. No exige cotizaciones por desempleo, pero se deben cumplir unos requisitos de vulnerabilidad económica. Y estas son las ayudas para mayores de 60 años disponibles para aquellos que cumplan con los requisitos exigidos.

You may also like...

2 Responses

  1. mayte malapeira triviño dice:

    ESTOY INTENTANDO PEDIR CITA PREVIA DESDE HACE DIAS Y NO HAY MANERA POR TELF. DESPUES DE ESPERAR VARIOOOOOS MINUTOS ME DICEN QUE LO INTENTE OTRO DIA . QUE PUEDO HACER?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *