¿Sabías que no es lo mismo un emprendedor que un empresario?

Los términos empresario y emprendedor se utilizan constantemente en el ámbito de los negocios, y a pesar de que en muchas ocasiones se utilizan como sinónimos, la realidad es que no es lo mismo y que existen diferencias entre emprendedor y empresario que debes conocer.

Principales diferencias entre emprendedor y empresario

Es importante que sepas diferenciar entre ambas figuras, para lo cual debes atender a diferentes factores y criterios:

Modelo de negocio y objetivos

Un empresario acostumbra a tener la capacidad de adaptarse a diferentes ideas de negocio o sectores, en función de la oportunidad que se le presente. Su objetivo es el de desarrollar un negocio viable a nivel económico. Sus expectativas para lograr el éxito acostumbran a ser superiores, ya que otras personas dependen de su labor.
Su concepto de éxito se encuentra relacionado directamente con la rentabilidad de su negocio, al empleo que ha podido generar, etcétera. Su visión está más centrada en el plano corporativo que en el personal.

El emprendedor, por su parte, se centra en el desarrollo de ideas propias o con las que tiene un alto grado de compromiso e implicación. Aunque también busca el éxito en el aspecto económico, tiene una mayor motivación en que su proyecto siga adelante y deje huella en el sector.

Para el emprendedor el éxito se va logrando a medida que va logrando dar pasos que permiten que su negocio evolucione. En este caso se cuenta con una visión tanto personal como profesional.

Liderazgo

Otra de las diferencias entre emprendedor y empresario radica en el liderazgo de cada uno de ellos. Mientras que un empresario se trata de un gestor y un jefe que se encarga de la contratación de empleados para hacer crecer su negocio, priorizando la productividad; un emprendedor cuenta con un rol de un líder que al mismo tiempo es compañero, valorando tanto la productividad como la afinidad personal, la iniciativa y el esfuerzo de quienes le rodean.

Nivel de riesgo

En este sentido, un empresario acostumbra a contar con un pensamiento basado principalmente en el análisis y los números. De esta manera, tiene un mayor cálculo acerca del riesgo que puede llegar a asumir durante el desempeño de su labor profesional. Pueden tomar un riesgo mayor que los emprendedores.
El emprendedor, por su parte, se encuentra en muchas ocasiones ante un riesgo continuo, ya que su objetivo es el de lograr alcanzar el éxito profesional. Al tratarse de un proyecto personal en el que tiene máxima implicación, dedica a él gran parte de su esfuerzo, tiempo y recursos. Su visión va más allá de los números ya que busca superarse a sí mismo.

Habilidad y experiencia

Para finalizar hay que destacar otra gran diferencia entre ambos en lo que respecta a la habilidad y la experiencia. Un emprendedor tiene una mayor habilidad para sobreponerse a los resultados negativas y buscar soluciones. Tiene mayor capacidad para poder adaptarse a las circunstancias y hacer cambios en su trabajo para alcanzar el éxito.

Sin embargo, estos cuentan con menos experiencia en el mundo de los negocios que los empresarios, quienes pueden crear estrategias para poder anticiparse a los problemas.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *