Cuánto cobra un trabajador con contrato de formación 

empresa

El contrato de formación es una de las modalidades bajo las que los empresarios pueden contratar a trabajadores en España. Su objetivo es que las personas puedan formarse y trabajar a la vez, con la ventaja de que el trabajo es remunerado. Esta es una de las principales diferencias con el contrato de prácticas, que no siempre es remunerado o en ocasiones el salario es muy bajo.

Salario del contrato de formación

Como adelantábamos, la característica principal de este tipo de contrato es que la persona dedica una parte de su jornada a una actividad laboral y la otra a formarse. Así, el salario que perciben los trabajadores en formación es equivalente al porcentaje de la jornada que dedican al trabajo efectivo. La remuneración podrá establecerse según el convenio colectivo aplicable, pero nunca podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional. Veámoslo en un ejemplo:

Un bar contrata a un camarero con un contrato de formación a jornada completa. Su salario será calculado en base al SMI 2022, fijado en 1.000 €. Durante su primer año de contrato, el trabajador en formación dedicará un 65% de su jornada al trabajo efectivo por lo que su remuneración será la equivalente al 65% del salario mínimo en España.

Salario = 65 x SMI (1000) / 100 = 650 € mensuales

Ahora bien, si el contrato de formación se mantiene por dos años el porcentaje de horas dedicadas al trabajo será superior. Durante su segundo año de contrato, el camarero del bar trabajará un 80% de su jornada. Así, su salario mensual aumentará a 850 € al mes.

¿Quién puede trabajar con un contrato de formación?

Todas las empresas pueden contratar personal con este tipo contrato. No obstante, tanto la organización como los trabajadores contratados deben cumplir con una serie de requisitos. Al tratarse de una relación laboral para la formación, la persona no podrá tener experiencia laboral ni formación en el puesto de trabajo para el que será contratado. También deberá encontrarse en situación de desempleo y tener una edad comprendida entre los 16 y los 30 años.

Dependiendo de la ocupación a desempeñar por la persona trabajadora y la formación que recibirá, deberá acreditar que cumple con los requisitos académicos de acceso. Sin embargo, uno de los principales objetivos de esta modalidad contractual es la inserción laboral de los jóvenes desempleados, por lo que hay un sinfín de ocupaciones disponibles para las que no será necesario cumplir con ningún requisito de formación previa.

Por su parte, las empresas deben estar al corriente de sus responsabilidades tributarias con Hacienda. De lo contrario, no podrán disfrutar de las bonificaciones que diferencian a este contrato de los demás. El contrato de formación en alternancia permite a los empresarios ahorrarse hasta un 100% de los costes asociados a la Seguridad Social, además de otras ventajas económicas. Visita esta página para conocer más información sobre este tipo de contrato.

En resumen, si te contratan con un contrato de formación cobrarás mínimo 650 euros mensuales durante el primer año y mínimo 850 euros mensuales durante el segundo. La cifra podrá ser mayor en función del convenio colectivo de la empresa o si el salario mínimo interprofesional aumenta. Recuerda que la referencia para calcular tu salario con un contrato de formación siempre será el porcentaje de horas dedicadas al trabajo y el SMI vigente.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *