Cancelar deuda gratis con la Ley de segunda oportunidad

ley de segunda oportunidad

La Ley de segunda oportunidad gratis se trata de un proceso administrativo que logra que una persona que tenga deudas pueda cancelarlas legalmente. Es decir, es una herramienta que se encuentra a disposición de cualquier persona física y que puede ayudar a olvidar una situación económica complicada gracias a la negociación de condiciones nuevas con los acreedores. En última medida, incluso se puede lograr la cancelación total de las deudas existentes.

El funcionamiento de la Ley de la segunda oportunidad

Cualquier persona que se encuentre sobreendeudada tiene la posibilidad de cancelar sus deudas y salir del fichero de morosos con esta ley. Pero para poder solicitar la aplicación de la misma, se deben cumplir varios requisitos. Uno de los principales es poder demostrar el estado de insolvencia inminente o actual y no haber sido declarado culpable en ningún concurso. Así mismo, las deudas no tienen que superar los cinco millones de euros y no haberse acogido a esta ley en los diez años previos. También se tiene en cuenta la buena fe del deudor y que este no haya sido condenado anteriormente por falsedad documental o delitos económicos en los diez años anteriores.

¿Cómo acogerse a la LSO?

Para poder acogerse a la Ley de la segunda oportunidad hay que ceder tanto los activos como los bienes de los que se dispongan en el momento de la solicitud, a excepción de los que sean imprescindibles para vivir. Una vez se hayan liquidado o vendidos, se procederá a la solicitud de la cancelación o exoneración de todas las deudas en el juzgado que corresponda.

Beneficios que se consiguen con la Ley de la segunda oportunidad

Una vez se ha procedido a la cancelación de todas las deudas, la persona puede volver a solicitar financiación en el caso de necesitarla y volver a disponer de tarjetas de crédito. También desaparecerá de cualquier listado de morosidad por lo que no tendrá ningún problema a la hora de comenzar una nueva vida, económicamente hablando.

Gracias a la aplicación de esta ley, los particulares que en un momento dado hayan tenido un fracaso con sus finanzas, no tendrán que afrontar aquellas deudas que tuvieran pendientes ni a través de su patrimonio actual ni futuro. En el mismo se incluyen sus nóminas, sus vehículos, sus viviendas, etc.

Novedades sobre la LSO

En la actualidad, esta ley incluye varias novedades muy importantes para beneficios de los clientes. Una de de ellas es que se prescinde de la figura del notario, algo que anteriormente implicaba un coste de unos 300 euros aproximadamente y que lógicamente, el cliente se va a ahorrar en estos momentos. Así mismo, se elimina la figura del mediador, algo que dependiendo del caso, podría costar unos mil doscientos euros de media.

¿Adiós a todas las deudas?

Las deudas con la Seguridad Social y con Hacienda no se eliminan con esta ley. De hecho, solamente se pueden cancelar aquellas que no sean superiores a los diez mil euros de manera independiente. En el caso de quedar alguna cantidad pendiente, se puede acordar un plan de pago con la administración que corresponda.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *